top of page
  • Foto del escritorAlbeiro Arciniegas Mejía

Así nacieron Los galos de Chile



Es una de las agrupaciones que marcó toda una época en la balada romántica del siglo pasado en varios países de América Latina. Su fundador y baterista fue Roberto del Carmen Zúñiga Mauro, quien reside en la ciudad de Santiago. Los preludios de Los Galos se dieron en 1963 en un internado de curas católicos, “allí había una banda”, explica Zúñiga, “una banda es un grupo de pitos y tambores y otros instrumentos que los curas ocupaban para las procesiones”.


“Tocar en la banda era un asunto notable, uno sobresalía de los demás compañeros y había que hacer un examen para hacerlo”, dice Zúñiga. “En el 63, me encontraba enfermo en el internado con otro compañero y él saca un acordeón y se me ocurre tomar la caja, el estuche del acordeón y golpeó como tocando un instrumento y encontré que salía bonito, teníamos 14 años”.


Lucho Tamblay se llamaba su compañero y le propone: “Oye, Tamblay, ¿y por qué no hacemos un grupo? Voy a llamar al “Bocaccio” que tocaba clarinete –Juan “Bocaccio” Méndez– y, al otro día, ya repuestos, empezamos a tocar los tres en el colegio y ahí inició el conjunto que le pusimos por nombre The Douglas”.     


En ese momento, jamás dimensionaron el impacto que iban a tener en la música de habla hispana. Al respecto, Zúñiga dice: “No, Albeiro, eso nunca lo dimensionamos, empezamos como broma por hacer rabiar al profesor de la banda, que era un señor de mucha edad jubilado de las fuerzas armadas y para él no existía otra cosa que la marcha. Todo lo que había de la nueva ola en América no lo podía ver, eso para él no era música y nosotros empezamos hacer esa música a escondidas”, precisa.


Son entonces descubiertos por un funcionario del Ministerio de Educación de Chile, los escuchó tocar y pide al colegio que sean el grupo de acompañamiento de los festivales de la canción que organizaba ese Ministerio. “Eso fue el comienzo de las presentaciones; ingresaron luego otros artistas hasta que en 1967 grabamos el primer disco”. 


“Cuando buscábamos un sello que nos permitiera grabar, un baterista famosísimo en Chile, Don Patricio Salazar, que fue como veinte años baterista de Viña del Mar, nos presenta a un sello discográfico en Santiago de Chile”. Allí son condicionados para que cambien el nombre The Douglas a uno en lengua española: Los Galos.


“Los Galos es un antiguo pueblo francés y Francia para los latinos es un país romántico porque nos decían, desde chicos, que la luna de miel ideal era en París, la ciudad de los enamorados era París y la cigüeña venía de ese lugar, qué más romántico, entonces, que llamarnos Los Galos”, argumenta su fundador.


En todo caso, Los Galos llegaron para marcar la historia musical del continente. En una primera etapa con la voz de Lucho Muñoz; la composición de Carlos Baeza, que en paz descanse, un guitarrista que compone Cómo deseo ser tu amor, tema que se unirá a los innumerables éxitos que, luego, les permitirá recorrer el mundo.


En la actualidad, en América Latina, de los grupos de los años 70, Los Galos todavía tiene a 4 de sus integrantes de los seis originales vivos, ellos son: el saxofonista, Nicolás Parra, el trompetista y compositor, Leo Núñez, el teclado de Jorge Tegui y Roberto Zúñiga Mauro, baterista.


Entonces la leyenda de Los Galos de Chile (hay que escribirlo así porque abundan imitadores en otros países) todavía se encuentra vigente con los músicos que se metieron en estudio para grabar las grandes canciones como Qué esperas de mí, Perdona si me ves llorar, La magia terminó, Nunca me cansaré de ti y muchísimas otras de un amplio repertorio que deleitó y sigue deleitando a los corazones enamorados de habla hispana. Los Galos son el sello de una música que nunca pasará de moda.      

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page