• Albeiro Arciniegas Mejía

El nariñense Oscar Pantoja, pionero de la novela gráfica en Colombia



“Llegué a Bogotá a los 6 años, aunque los recuerdos más importantes están en la infancia”, dice el escritor nariñense Oscar Pantoja, autor de Madre, obra galardonada con el Premio Nacional de Novela Ciudad de Bogotá, libro “de atmósfera poética, a pesar del realismo que subyace bajo la ficción”, como acertadamente lo presenta el Fondo de Cultura Económica.


En Bogotá inició estudios de cine, carrera que no concluyó, aunque siempre le inquietó la idea de contar historias, “mi mamá leía poemas de Gabriela Mistral y una profesora desde la primaria me llevó a los libros y en ese universo me quedé, me encantó”, dice Pantoja.


Pionero de la novela gráfica en Colombia, con Gabo, memorias de una vida mágica obtuvo el Premio Romic al mejor cómic latinoamericano en el Salón del Cómic de Roma, Italia, en 2015. “La novela gráfica es un género inmerso en el lenguaje del comic”, dice el autor, “hay un escritor norteamericano, Will Eisner, que le llama arte secuencia que es el noveno arte, es fabuloso, y empecé a construir historias en comic, obras de Borges, Gabo, Neruda, adaptaciones de La Vorágine y otros proyectos infantiles”.


Pantoja, quien también trabaja el cine y la narrativa, con El hijo, su primer libro, gana el Premio Nacional de Novela Alejo Carpentier, luego publica Metaformosis y Madre, “una experiencia que vine madurando desde hace muchos años, la figura de la madre, como es vista en el paisaje colombiano ejercido por hombres, ejercido por violencias”, explica el escritor.


Lector de Rulfo, Kafka, Hemingway, Dostoievski, Faulkner, “actualmente leo mucha literatura escrita por mujeres que me van alimentando en mi forma de entender y comprender el universo de la escritura; las historias contadas por mujeres son fabulosas. Creo que cada etapa que uno va recorriendo tiene sus influencias, no son estáticas, las influencias siempre van cambiando”.


Dentro de los nombres que la literatura nariñense y, en general, la literatura colombiana debe destacar en la actualidad se encuentra el de este nariñense que trabaja el lenguaje del comic con igual acierto que la narrativa literaria, un método de narrar exigente, de difícil dominio técnico y con elevado nivel en la construcción poética para garantizar obras que trasciendan, sean auténticas y valiosas.


Oscar Pantoja nació en Ipiales en 1971, en su memoria, siguen vivos muchos recuerdos de la casa de su abuela, las calles empinadas, la espuma de las playas en Tumaco, recuerdos a los cuales vuelve, incluso, para construir muchas de sus historias. Con Pantoja, el Departamento de Nariño tiene a una de sus mejores voces literarias para ser mostrada en el ámbito nacional e internacional.

5 visualizaciones0 comentarios