top of page
  • Foto del escritorAlbeiro Arciniegas Mejía

“Leer es viajar, la posibilidad de conocer muchos mundos”: Juan Fernando Merino


Es caleño y realizó estudios en Colombia, México y Estados Unidos y ha ganado varios premios literarios en España, tiene 14 libros publicados y dentro de su formación se caracterizó por ser bastante precoz, pues a los cuatro años ya sabía leer y escribir y a los siete publicó su primer cuento en un periódico de la capital vallecaucana.


Es un viajero impenitente que pasó por México, Estados Unidos, Europa y África. Dice él que, al final, recorrió unos cincuenta y cinco países al tiempo que tomaba nota para sus relatos y se convertía en escritor y lector a medida que iba aprendiendo distintos idiomas por donde viajaba. Es Juan Fernando Merino uno de los escritores colombianos sobre cuya obra los lectores del país deben volver sus ojos.


En España ganó siete concursos de cuento, incluido los de Bilbao, Ponferrada y León. “Aquí hay un dato curioso, uno de los primeros cuentos que escribí lo hice en primera persona, la experiencia sexual, no placentera y violenta de una niña campesina de Colombia. Este relato lo envíe a cuatro concursos –se llama El sexto mandamiento– y se ganó tres; luego fue publicado por la revista mexicana Luvina”, dice Merino.


Es autor de los libros de relatos Las visitas ajenas, Viaje al reino maravilloso, Toreros en la nieve, La bufanda de Isadora, Los mares de la luna, El sexto mandamiento, Hijos del trueno (el más reciente), de la novela El intendente de Aldaz y del libro infantil El campamento de verano de Gaspar Guatín, entre otros.


“Viví fuera de Colombia durante 37 años y a partir de allí me he dedicado a recopilar cuentos y relatos que no necesariamente se basan en experiencias personales, sino que son una mezcla de personajes que conocí, de ciudades donde estuve, de lecturas que realicé, de sueños, etc., y de allí salió, por ejemplo, Los mares de la luna que son doce cuentos situados en cuatro continentes y ocho países”, explica el escritor.


Los hijos del trueno, otro de sus libros, se centra en Nueva York, “donde viví diez años y conocí las entrañas del monstruo o la maravilla, porque esa ciudad es ambas cosas, y escribí catorce cuentos con distintas épocas y personajes, distintos puntos de narración, diferentes experimentos literarios; lo único que tienen en común es que todos están situados en uno de los cinco condados de Nueva York”.


Merino fue jefe de traductores del Festival de Cine de Valladolid y realizó trabajos de traducción para la editorial Anaya de Madrid de obras de Mark Twain, Daniel Defoe y Herman Melville. Con relación al ambiente cultural de la ciudad de Cali piensa que “está pasando por un auge literario sin precedentes, durante mucho tiempo se consideró que Andrés Caicedo era el referente literario de Cali, con todos mis respetos, yo creo que la literatura caleña va mucho más allá de Andrés Caicedo”.


“El premio nacional de novela del Ministerio de Cultura, en noviembre del año pasado, se lo concedieron a José Zuleta Ortiz por una hermosa novela Lo que no fue dicho y Harold Kremer acaba de publicar el segundo de una trilogía de cuentos, Paola Guevara también ha publicado tres novelas. Creo que se están superando los mitos para pasar a otro momento, a otro tipo de escritura y a otras búsquedas literarias”, argumenta Merino.


Compilador y traductor de una antología del cuento joven norteamericano publicada por Alfaguara, para editorial Norma y Random House-España tradujo diferentes obras entre ellas Ricardo II de Shakespeare. Esa labor intelectual la complementa con un trabajo de creación permanente sin perder sus referentes de lectura integrado por autores norteamericanos y algunos muy conocidos en la literatura en lengua española como Juan Rulfo y Julio Cortázar. Además, tiene un gran culto por Adolfo Bioy Casares.


En relación con la lectura y su importancia Merino afirma: “Leer es viajar, la posibilidad de conocer muchos mundos y, a su vez, de crear para otros lectores. La lectura se empieza desde casa, cuando en el hogar los padres leen, los niños se interesan por la lectura. Y también es importante las referencias de las bibliotecas públicas que son gratuitas”.


Así, pues, Juan Fernando Merino por sus libros y galardones obtenidos como por su calidad narrativa es uno de esos autores que han dedicado su vida a la creación literaria, que amplía y enriquece el panorama cultural del territorio nacional y que vale la pena leer para conocer una propuesta estética innovadora y seria dentro de la nueva propuesta literaria del país.

19 visualizaciones0 comentarios

Kommentare


bottom of page